¿QUÉ HICIMOS?

El proceso de constitución del laboratorio urbano Reactor inicia en julio de 2019 y su presentación oficial fue en octubre de 2019, a cargo de la arquitecta Silvana Pissano, Directora del Departamento de Desarrollo Urbano de la Intendencia, quien lidera el proceso de recuperación de inmuebles vacantes con deuda pública. La jornada que se desarrolló en el Centro Cultural de España, se cerró con un primer acercamiento a la temática, comentario y presentación de los participantes en círculos de conversación.
La siguiente actividad fue la de habilitar un espacio físico real de estudio, debate y construcción colectiva, en un lapso de tiempo de dos meses Octubre - Noviembre 2019, en la Oficina de Rehabilitación de la Intendencia de Montevideo, entre el bajo y la Aduana, Perez Castellanos y Piedras.
El objetivo era el de constituirnos en un Laboratorio Urbano como una “comunidad de aprendizaje”, es decir un grupo de personas que traen sus conocimientos, pero que además indagan en forma colectiva en aquellos saberes útiles a los temas y objetivos que se plantean.
El Laboratorio fue una oportunidad de intercambio de información y estudios académicos, con los conocimientos locales de las personas que ya están realizando acciones en el territorio para realizar una Agenda Inicial común con temas e ideas para usos de los inmuebles
vacantes del Programa Fincas Abandonadas de la IM.
Se convocó a referentes de la zona que fueron entrevistados y visitados previo al desarrollo de estos laboratorios y se realizó una difusión pública con afiches y fanzines en el barrio, en la web de la Intendencia, y a través del boca a boca, en la que todos aquellos interesados a conocer del tema o a hacer propuestas para la utilización de inmuebles abandonados tuvieran la oportunidad de hacer parte del proceso.

2019

que hicimos.jpg

2020

QUE HICIMOS A4.jpg

El Laboratorio urbano Reactor Ciudad Vieja, guiado por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, en convenio con el departamento de Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo, tiene como objetivo construir de manera participativa una agenda de usos cívicos para los inmuebles recuperados por el programa Fincas Abandonadas de la IM y avanzar en formas de gestión y uso colaborativo de estas fincas como bienes comunes urbanos.

Luego de la construcción participativa en el 2019 de una agenda de usos entorno a cuatro ejes: economías alternativas, ecología urbana, formas colaborativas de habitar, arte, cultura, y cuidados; en el 2020 estamos abocados al co- diseño de prototipos de usos cívicos en inmuebles vacantes puestos a disposición por el Departamento de Desarrollo Urbano y La Cartera de Tierras.

A través de los talleres Reactor 2020, se desarrolla el prototipo para la Casa de Piedra de manera participativa en la dimensión arquitectónica, económica y de gestión, al mismo tiempo que se consolida el grupo motor quienes gestionarán el espacio y la red de colectivos para la recuperación de inmuebles vacantes. 

¡manos a la obra!

festival recuperadas

Durante los meses de noviembre y diciembre del 2020 les invitamos a visitarnos y conocer el trabajo de investigación aplicada, recuperación de la memoria inmaterial, y de las infraestructuras físicas que representan los inmuebles vacantes, así como la red de cuidados y afectos que se constituyen en comunidades de prácticas innovativas.

 

A través de un viaje que tiene como finalidad ABRIR espacios reales y virtuales de diálogo, compartiremos el trabajo realizado en el último año y medio junto a técnicos del Programa Fincas Abandonadas y el Departamento de Desarrollo Urbano / IM, vecinxs de Ciudad Vieja, colectivos y movimientos sociales de Montevideo por el derecho a la ciudad, prácticas sostenibles y solidarias de habitar, emprendedores de economías transformadoras, artistas y activistas, investigadores de FADU y del mundo.

AFICHE jornada constructiva.jpg

La primera fase de la recuperación de Casa de Piedra inició con obras de inversión por parte del Programa Fincas Abandonadas de la IM en la cual se incorporaron servicios y se realizaron tareas para garantizar la habitabilidad segura del espacio. Finalizada esta etapa se inició un proceso de obras por auto-reciclaje en un trabajo colaborativo entre los colectivos que gestionan la Casa de Piedra, vecinxs, estudiantes y docentes del curso PUB del Taller Schelotto de Fadu UdelaR, el equipo Reactor de UdelaR y arquitectxs de la Oficina de Rehabilitación de la IM. Se trabajó en restauración de aberturas, diseño y realización de mobiliario, realización de piso de hormigón y ensayos de protección y sellado de muros de ladrillo. Contando con asesoramiento técnico y apoyo de los vecinxs, los colectivos que habitan y gestionan la Casa de Piedra llevan adelante una diversidad de tareas de recuperación, lo cual vuelve a afirmar el valor de la transmisión de conocimientos, oficios y la capacidad de cuidar y recuperar espacios, en un trabajo colectivo de cooperación entre múltiples actores.

2020_Festival recuperadas AFICHE1.jpg

La idea original era inagurar Casa de Piedra con un recorrido abierto. Si bien tuvo que ser suspendido por razones sanitarias, no queríamos dejar pasar el año sin encontrarnos entre quienes hemos aportado a la construcción de este primer prototipo de inmueble municipal recuperado en la modalidad de gestión asociada. 

Por un lado escuchar a los colectivos que integran esta experiencia piloto; la Coordinadora Nacional de Economía Solidaria, Liberá tu bicicleta, Colectivx Multimostrx, Intendencia de Montevideo, Red Recuperadas, vecinos, vecinas y el equipo universitario de Reactor Ciudad Vieja. Por otro lado con las nuevas autoridades, Sebastian Moreno Director de la División Tierras y Habitat de la IM y Silvana Pissano Alcadesa del Municipio B, renovar el compromiso de seguir trabajando en ampliar el repertorio de intervenciones posibles y actores involucrados, así como en la consolidación del Programa Fincas Recuperadas del gobierno departamental, en los próximos cinco años, hacia modalidades colaborativas y  ágiles de recuperar inmuebles.

AFICHE NEPTUUNO 2.jpg

Desde que en 2019 el Club Neptuno cerró sus puertas, pocas personas volvieron a recorrer los pasillos, vestuarios, canchas y gimnasios que alguna vez albergaron 11 mil asociados/as. A la compleja situación que llevó a su cierre como institución deportiva, se le agregó en este tiempo una sombra de desinformación, especulaciones e incertidumbre sobre el destino del edificio. 
Con el fin de problematizar el abandono y proyectar posibilidades de recuperación, Reactor junto a Territorio Específico invitamos a colectivos barriales y artísticos a explorar el lugar conectando con su patrimonio afectivo. Al finalizar tuvimos un momento de intercambio, donde se enfatizó comprender lo que está sucediendo actualmente en el Neptuno en relación a las transformaciones en la ciudad y la economía global, al mismo tiempo que acordamos seguir proyectando alternativas colectivas para la defensa y recuperación del Neptuno como un bien común para la sociedad.

2020_Festival recuperadasabriendodialogo

Aborda una serie de temas inherentes a la recuperación de inmuebles y de ciudad que muestren formas y acuerdos diversos con actores que exploran soluciones desde el punto de vista constructivo, de financiación y de gestión colaborativa. Durante el 2019 trabajamos con invitados internacionales en el intercambio sobre la construcción de Bienes Comunes Urbanos. Aquí conoceremos experiencias de recuperación urbana que parten de un inmueble, o terreno baldío, compartiendo experiencias de auto- organización, acuerdos privados, y programas públicos estatales que apunten al co-diseño , co-producción y gobernanza urbana colaborativa. Para ello contaremos con las experiencias de Circo (Roma- Italia), Insurgentes (Celaya- México), Fitekantropus (Lima- Perú), Al borde (Quito- Ecuador), Arquitecturas de recuperación colectiva (Roma- Italia), Reactor (Montevideo- Uruguay).  Así cómo con comentarios de investigadores expertos en el tema de universidades latinoamericanas.